jueves, 25 de agosto de 2011

Te siento tan lejos, pero tan tan lejos

muchas veces hemos puesto distancia de por medio

distancias necesarias, bien sea por que lo requerían nuestros caminos, o por que no podíamos estar juntas. Pero jamas te sentí tan tan lejos de mi.

No me despedí de ti, pues tenia miedo de que fuera un adiós y no un hasta luego.

La distancia física aunque sea mucha, no es lo que me hace sentir así, es otro tipo de distancia, es la sensación de que tu nuevo camino y el mio se alejen tanto que no se vuelvan a encontrar.



2 comentarios:

Anónimo dijo...

Siempre estaré ahí...

Irene Clases-Asesoría-Coaching dijo...

vale,
prueba conseguida,
este si que me ha hecho llorar,
al final del primer verso ya,
el segundo ni te cuento
GRACIAS. Me va venir genial llorar si lo desencadena algo que haga click y suelte una pena, y la deje salir. Luego, cuando termine de ll