lunes, 19 de septiembre de 2011

Adios compañera

Nunca lleve la cuenta, pero creo que fueron mas de 12 años juntas, tu as sido testigo tantas veces de mis lagrimas, tu me as consolado tantas veces con tu mirada.
Tu me hacías sonreir, cuando mas triste estaba, venias a mi con esa mirada limpia, esos ojos que se volvieron grisáceos con los años, buscabas mi mano, y yo te la cedía, nunca dejaste que me sintiera sola, pues jamas estibe sola, tu siempre estabas.

Que bonito era llegar a casa , contenta triste o cansada y que unos ojos juguetones te digan por fin estas en casa, que raro se me hace todo y solo hace unas horas que faltas.
He lavado uno de tus juguetes, a escondidas y lo guardare sin mediar palabra, ese patilargo, con orejas largas que tanto te gustaba, ojala pudiera mandártelo allí donde descansas, para que sigas jugando, y haciendo feliz a otras almas.

Hay almas que pasan por la vida, y no son recordadas, pero tu, as llenado tanto la nuestra que jamas seras olvidada, se que el dolor, pasara y solo quedara lo que te ame y lo que me amabas, pero ahora solo puedo llorarte, llorarte desconsolada.
Se la guardiana de mis sueños, pues siempre fuiste la guardiana de mi alma.

1 comentario:

Irene Clases-Asesoría-Coaching dijo...

este casi me hace llorar.
Cuando quiera llorar y no pueda, con lerr un par de veces el primer párrafo y la primera frase del segundo, listo, a llorar