lunes, 12 de marzo de 2012

Explotar

Hoy tengo la sensación de que voy a estallar, reventar, no de enfado o rabia si no de cansancio de todo y de todos.

Estallar para dispersarme y desaparecer, miles de pedazos de mi, esparcidos por todas partes, sentimientos de todo tipo vagando sin rumbo y sin sentido.

Es uno de esos días, en los que uno dice, me rindo, tiro la toalla y no de una cosa en, si no de un todo que hoy es mas fuerte que yo, esa sensación de que cuanto mas feliz, e ilusionada estas por algo, o por muchas cosas, cuando te dejas llevar por una euforia, cuando parece que todo o casi todo en tu vida comienza a funcionar, a moverse, a darte parte de lo que necesitas o quieres, todo se desmorona, es como si algo, imagino que el universo, te dijera, mira prueba un poco de miel, y cuando tengas su dulce sabor en tu boca, cuando tu paladar se este acostumbrando a su dulzura, te voy a dar litros de hiel, para se notes con mas intensidad su amargura.

Y ahora mismo, por mucho que intento no caer en el desanimo, voy en picado sin motor, con las alas rotas, que digo rotas destrozadas, y pienso, ¿para que me diste alas?, si me las rompes cada vez que disfruto de volar en libertad. ¿Para que me diste a probar la miel?, si solo quieres que sienta amargura

1 comentario:

Irene Clases-Asesoría-Coaching dijo...

¿para que me diste alas?, si me las rompes cada vez que disfruto de volar en libertad.

Yo diría más, las mías se rompen nada más despegar, ya estoy por pensar que no estoy hecha para volar

Cuando lo averigües nos lo cuentas con una entrada en el blog