sábado, 7 de abril de 2012

Semtir


Te sentí en mi, desde el primer momento, tu energía me lleno por completo, y me deje llevar por ti, mis ojos ya no eran mis ojos, mis labios manejados por ti eran suaves, dulces y jugosos. Mi piel se torno de seda, y mis manos sabias y ardientes, estabas en mi, y me deje ir, estabas en mi y eras dueña de mi y cuerpo lanzaba destellos y mi corazón latía al compás del universo. Eras tu y era yo, eramos una sola como siempre fuimos.

3 comentarios:

Milenrama dijo...

Qué bien sienta quedarse tranquila, eh? XD qué bonito

Assiz... dijo...

Y decías que te había abandonado...XDDD...

Nat dijo...

Jooo, qué profundo. Ya te sigo..